Mastín español

mastin español

También conocido como Mastín Leonés, esta raza es genuinamente española.  El origen de la raza se encuentra en la necesidad de los pastores de disponer de un compañero durante sus travesías nómadas en las zonas rurales del norte de España y también durante las trashumancias de norte a sur, desarrollándose como un perro especializado en proteger al ganado de los depredadores de la zona..

¿Cómo es el carácter del mastín español?

El Mastín es un perro muy habitual en las zonas rurales,  de gran tamaño, vigoroso y fuerte, ágil a pesar de su envergadura. De carácter noble y leal con sus dueños, a pesar de lo cual no es un perro fácil de adiestrar, ya que su naturaleza obedece a impulsos del instinto, por lo que no es fácil que obedezca ordenes ensayadas.

Durante siglos, el Mastín Español ha acompañado a los pastores en su trashumancia, que atravesaba la Península Ibérica de norte a sur, defendiendo al ganado del ataque de los lobos y otros depredadores. En la actualidad, también se usa para la custodia de grandes fincas, por su carácter confiable con los niños y su recelo con extraños. No es raro verlo también como mascota en una casa familiar.

Normalmente, al mastín se le colocaba un collar de pinchos, conocido como carlanga, que protegía su cuello de la mordida del lobo, que usaba esta zona del perro para intentar someterlo y vencerlo. La función del Mastín, a diferencia de otros perros de pastoreo, es de custodia y defensa del rebaño.

A finales del siglo XIX, con la desaparición de la trashumancia como se conocía, la raza sufrido un retroceso, retroceso que se acentúa en el siglo XX, sobre todo en el periodo de la Guerra Civil.

En 1981, se crea la Asociación Española del Perro Mastín Español, adaptando el patrón racial en la búsqueda de ejemplares de gran tamaño y fortaleza, que fuera apto como guardián de rebaños, como mascota o como guardián. Desde esta modificación en los estándares de la raza, quedan dos tipos de Mastín, ambos grandes, pero uno de ellos se sigue usando en zonas rurales para defender al rebaño de los ataques del lobo, y otro, más familiar, por decirlo de alguna forma, de grandes pliegues, que no lo hacen apto para el enfrentamiento con lobos.

El Mastín Español, a pesar de los cambios, sigue siendo un perro ideal para la guardia y el pastoreo, devoto con su manada humana, pero desconfiado con los extraños. Es ideal para el trato con los más pequeños, por los que siente devoción.

El Mastín está considerado como moloso, aunque la realidad es que sus orígenes, nada tienen que ver con los perros de la región de Molosia. Son animales de gran tamaño, alcanzando desde 60 y 70 centímetros hasta la cruz, dependiendo del sexo del animal, los machos más grandes y pesados, pudiendo verse ejemplares de 70, 80 kilos. Es, sin lugar a dudas, la raza española de mayor envergadura y a nivel mundial, la de mayor relación altura-peso.

Tipos de mastín español

Existe una variedad de mastín, originaria del Pirineo Aragonés, que se conoce como Mastín del Pirineo, cuya utilidad era, básicamente, la misma que en el caso de sus homólogos, acompañar a los pastores aragoneses en el camino hacia el sur, defendiendo a sus amos y al rebaño del ataque de lobos, osos e incluso asaltantes y bandidos, a los que se enfrentaban con inusitada fiereza.

Como sucediera con el Mastín Español, estos ejemplares se vieron diezmados durante la guerra civil, por la dificultad que suponía alimentar un animal de esas proporciones, llegando casi a la desaparición.

En 1977  se funda el Club del Mastín del Pirineo de España, iniciando una labor de recuperación de la raza, que se mantiene en la actualidad, apareciendo clubes similares en otros países de Europa y en los Estados Unidos.

Var también

Pastor alemán
Doberman