Pastor alemán, fiel y protector

pastor alemán

El pastor alemán es uno de los perros que gozan de mayor popularidad entre los amantes de los perros. Originario de Alemania, como su nombre indica, es un perro que tiene su origen en el país bávaro, allá por el año 1899, en el que fue desarrollado por el Capitán de Caballería del Ejército Alemán, Maximilian Von Stephnitz, como perro de pastoreo, para acompañar a los pastores en largas trashumancias, en las que servían de compañero y guardián de pastores y rebaños contra el acecho del lobo.

El primer ejemplar censado, poseía un temperamento firme, de aspecto lobuno por su color grisáceo. Resultó ser un semental, que supuso el primer paso de esta raza a lo que conocemos hoy.

¿Cómo es el pastor alemán?

Con el paso del tiempo, y debido a sus excepcionales características, este formidable perro se ha ganado el derecho a participar en casi todas las tareas del hombre. El Pastor Alemán está dotado de una cualidad que lo hace único en la especie canina.

Se trata de un animal de tamaño mediano, en los machos no suele superar los 40 kilos, aunque se han dado casos de ejemplares de mayor peso y envergadura. Los machos oscilan con una altura de alzada entre los 60 y los 65 cm., mientras que las hembras son un poco más bajas, concretamente entre 55 y 60 cm. a la cruz. El peso de la hembra oscila alrededor de los 30 Kg.

Al ser uno de los ejemplares que goza de mayor favor, también se trata de una de las razas que ha sufrido más de la codicia y las malas artes del ser humano, por lo que se han cruzado ejemplares sin ningún control haciendo que aparezcan enfermedades que, en ejemplares debidamente controlados, es difícil de encontrar, la temida displasia de cadera, enfermedad que aqueja a ejemplares de mediano o gran tamaño.

De ojos color canela y pelaje largo, normalmente en dos tonos, aunque hay ejemplares albinos o negros, que no son tan habituales. El Pastor Alemán es una de las tres razas de perro consideradas como más inteligentes. La inteligencia, y la facilidad de adiestramiento de esta raza, hacen que sean excepcionales compañeros de vida. Son innumerables las fuerzas policiales, alrededor del mundo, que usan al Pastor Alemán como perro de defensa, de detección de explosivos o drogas, y de búsqueda de personas desaparecidas en crímenes o catástrofes naturales.

Tipos de pastor alemán

El Pastor Alemán Blanco, también conocido como Pastor de Suiza, es de color completamente blanco, aunque los ojos, la trufa y las almohadillas son de color negro. Para garantizar la herencia de color, ambos progenitores deben ser blancos. El carácter del pastor blanco es más dócil y tranquilo que el de su hermano bicolor, aunque es igualmente adaptable a los servicios de guardia y custodia con el debido entrenamiento.  A pesar de una falsa creencia, el pastor blanco está perfectamente adaptado para el trabajo bajo el sol.

Aunque es una raza que goza de especial simpatía entre todas las fuerzas policiales, ejercito y cuerpo de bomberos, el pastor alemán es un perro que cubre a la perfección las necesidades de una vida en familia. Es ideal para vivir rodeado de los más pequeños, a los que consiente casi todo. Pero no nos engañemos, el pastor alemán, como cualquier otra raza canina, es una raza dominante, que precisa de una socialización desde su edad más temprana.

El Pastor Alemán es muy fácil de adiestrar, pero necesita trabajo y dedicación por parte de sus nuevos dueños desde que es un cachorro. No le hacemos favor alguno al cachorro cuando lo consideramos el nuevo juguete de nuestros hijos o le reímos las gracias, porque las gracias de hoy, pueden ser los comportamientos no deseados de mañana. En su educación, al igual que en la de cualquier otra raza, tenemos que evitar los castigos físicos, fomentando el entrenamiento en positivo, recompensando con caricias y premios el buen trabajo del cachorro.

Sin lugar a dudas, si elegimos un Pastor Alemán, habremos tenido una buena elección.

Var también

Mastín español
Transporte de mascotas

Otras entradas en la categoría Razas de perro