Transporte de perros: cómo hacerlo bien

transporte de perros

Trasportar a tu perro, puede convertirse a menudo en una especie de prueba que pone tu paciencia al límite. Internet ha traído muchas aplicaciones que ayudan a los usuarios a encontrar transporte barato, pero que no siembre cuenta con las mejores opiniones de los usuarios.

No son muchos los operadores de mensajería que se atreven con la aventura de trasladar a una mascota. Trasladar a una mascota, ofreciendo las debidas garantías, no es una empresa fácil, y por lo tanto no podemos buscar una opción económica, a no ser que el dinero sea lo único que nos preocupe de esta ecuación, en la que los verdaderamente importante, no debería ser otra cosa que nuestro más fiel amigo.

Basta con indagar un poco para descartar a empresas que, a priori, parecerían una buena opción. Normalmente, y debido su buen posicionamiento en Internet, los usuarios a los que solo interesa la economía del envío, optan por empresas que no se especializan en el traslado de las mismas, pero que ofrece este servicio, de la misma manera que ofrece el traslado de un documento o de un piano.

Esta franquicia, en concreto, se hizo merecedora de malas críticas tras la emisión de un capítulo del programa de La Sexta, “El Jefe Infiltrado”, en el que los operarios ignoraban las peticiones de clientes en cuanto al trato y cuidados de sus mascotas, provocando situaciones desagradables que bien podrían haber acabado con la muerte del compañero peludo de alguien que lo entregó sin hacer las debidas comprobaciones.

No son pocas las aplicaciones que ofrecen envío de mascotas, como parte de un programa da ayuda a transportistas. Aplicaciones del tipo Clicktrans o Shiply, en el que conductores autónomos se ofrecen para el envío de mascotas que bien pueden compartir la parte trasera de una furgoneta sin ventilación y sin luz natural, dentro de una jaula con montón de paquetes. Sin duda es un servicio económico, porque no tratan a tu perro como lo que es: una parte esencial de tu familia.

Nuestros clientes tratan a sus perros como otro miembro de la familia, procurando que disfrute de las mismas condiciones de transporte que disfruta el resto de la familia. Gente que no duda en compartir las vacaciones con sus peludos, pero que por unas razones u otras, no pueden llevarlos con ellos durante el viaje. Ese es el perfil del usuario de chofermascota, una persona concienciada que no escatima en gastos que resten un ápice del confort de su mascota durante el viaje. Nosotros no hacemos rebajas, ni entramos en subastas a la inversa que solo buscan incrementar el beneficio de transportistas que tratan a nuestro perro como un paquete, o ahorrar unos euros a propietarios que no dudan en mandar a sus mascotas sin las debidas garantías. Desde que su perro es recogido por chofermascota, solo es tratado por una persona que será la misma que lo trate hasta el final del trayecto, minimizando las posibilidades de estrés del animal.

No decimos que en alguna de esas aplicaciones, no podamos encontrar auténticos profesionales del trato con animales, pero no son muchos los propietarios que entran en estas aplicaciones, que se molestan en adentrarse en perfiles y ahondar en las opiniones que tienen los profesionales, y averiguar el tipo de carga que llevan habitualmente.

Una mascota no es cualquier carga, por lo que debe ser tratada de manera exclusiva, y no podemos entrar en una espiral de rebajas que solo consiguen disminuir el confort del animal.  Nuestro amigo no es una caja, ni es un mueble, por lo que no debería compartir su espacio con cajas o muebles.

Var también

Pastor alemán
Alano español